En conmemoración a la revista creada por la Sociedad Valenciana Fomento del Turismo en 1926

Author

vlcseo

vlcseo has 36 articles published.

La Jerònima Galés desempolva la amurallada València de 1608

in Valencia ciudad by

El plano más antiguo de la ciudad, elaborado por Antonio Manceli y oculto durante cuatro siglos, ya no está solo

Valencia La Societat Bibliogràfica Valenciana Jerònima Galés ha reeditado el conocido como Plano de Manceli (o Mancelli), el más antiguo que se conserva de la ciudad de València y que fue elaborado por este italiano natural de Módena en 1608, cien años antes del que hasta finales de 1980 se consideraba el más antiguo, el del jesuita Tomás Vicente Tosca, fechado en 1704.

Desconocida su existencia para eruditos, expertos e instituciones hasta la década de 1980, el plano de Manceli es aún hoy poco conocido pese a su importancia para la comprensión de la evolución urbanística de la ciudad en el siglo XVII y a pesar, también, del hallazgo hace unos años de un segundo ejemplar en la Biblioteca Apostólica Vaticana de Roma por el profesor Pablo Cisneros.

Siguiendo su objetivo de sacar del olvido piezas raras de la cartografía, la bibliografía y la imagen gráfica valenciana, la Jerònima Galés ha editado en facsímil el plano de Manceli. En total, 200 ejemplares numerados que se repartirán entre los socios e instituciones tanto valencianas como nacionales para que el documento sea accesible para toda persona interesada en la cultura y la historia de Valencia.

La Societat Bibliogràfica Valenciana Jerònima Galés ha organizado una mesa redonda el lunes 20 de noviembre a las 19 horas en la Fundación Bancaja con varios expertos para presentar la reproducción del plano y conocer la relevancia histórica y cultural de la obra de Antonio Manceli así como las incógnitas que envuelven no solo la elaboración del mismo sino su destino durante cuatro siglos y la tardanza en la adquisición del mismo por el Ayuntamiento de València que lo compró en 2001 por 60.000 euros.

El presidente de la Jerònima Galés, Rafa Solaz, ha explicado que la Societat se ha decidido por esta reproducción porque “era un plano no muy conocido y, hasta hace poco, se consideraba ejemplar único. Posteriormente, se ha descubierto otro en Roma y pensamos que reproducirlo en papel sería interesante no solo para los socios sino también para todas las instituciones que quisieran exponerlo físicamente”.

“El plano de Manceli es muy importante porque estamos hablando de cien años antes de cuando se hizo el del padre Tosca y contiene información interesantísima como, por ejemplo, la horca que había en la plaza del Mercado y, sobre todo, se aprecia perfectamente esa Valencia de principios del siglo XVII con la que se pueden contrastar los cambios de urbanismo que se produjeron en los siguientes cien años”, relata Solaz. En ese sentido, el profesor Germán Ramírez apunta que se trata de un “documento excepcional” ya que “retrata” la Valencia anterior a la expulsión de la minoría morisca.

Ramírez, autor del estudio El plano de València de Antonio Manceli (1608): noticias, vicisitudes y aclaraciones de un documento excepcional, pero no único, señala que la obra del italiano “es de gran calidad y fidelidad a la trama urbana y muestra elementos arquitectónicos que desparecieron hace ya mucho tiempo, entre ellos, varios de los conventos que tras la guerra contra los franceses o tras la desamortización (1835-1837) se vaciaron, abandonaron y fueron derribados a lo largo del siglo XIX para reformas urbanas o abrir plazas”. Un nuevo urbanismo que comenzó ya a lo largo del siglo XVII sobre la tupida red de calles y callejuelas de la Valencia medieval, reflejada por Manceli en su plano de 1608.

El plano se titula Nobilis ac Regia Civitas Vaentiae in Hispania (Noble y Real ciudad de Valencia en España), título que figura en la cartelera o filacteria superior del plano. Lo forman dos hojas grabadas y unidas, por lo que hubo dos planchas para su impresión. Ambas hojas forman una lámina de 49,7×77,6 cm. Va fechado en Valencia a 28 de agosto de 1608, contiene una dedicatoria al entonces virrey de Valencia, Luis Carrillo y Toledo, su protector y ejecutor, un año más tarde, de la expulsión de la minoría morisca del reino de Valencia.

Desconocido y rodeado de incógnitas

El misterio envuelve el plano de Manceli de cuya existencia no se tuvo conocimiento hasta la década de 1980, algo menos de cuatro siglos después de que fuera elaborado. Fue en los años 80 del siglo pasado cuando el arquitecto municipal Emilio Rieta lo compró, al parecer, a un anticuario. Tras varios intentos y años de negociaciones, finalmente el Ayuntamiento, en 2001, adquirió la pieza por 60.000 euros y, desde entonces, está expuesto en el Museo Municipal.Plano de Antonio Mancelli. 1608(1)

Dónde estuvo oculto el plano sigue siendo una de las incógnitas que envuelve a esta singular obra cuyo misterio no ha hecho más que acrecentarse con el descubrimiento del profesor de Historia del Arte Pablo Cisneros de un segundo ejemplar del plano de Manceli en la Biblioteca Apostólica Vaticana de Roma, lo que, en su opinión, desbarata la idea inicial de que el plano fuera una prueba de imprenta y considera factible que se realizara del mismo una tirada corta.

Varias son también las teorías sobre el objeto que impulsó a Manceli a levantar este plano de València pues, pese a existir información detallada sobre periodos de su vida, no hay documentos que acrediten ni el periodo exacto en el que estuvo en València ni qué lo atrajo a la ciudad ni, tampoco, a qué se dedicaba. La búsqueda del favor del virrey de Valencia, muy aficionado a la ciencia y a la cartografía, es uno de los motivos que apuntan los expertos por los que Manceli podría haber elaborado el plano aunque nada hay seguro alrededor de esta obra vital para entender la evolución de la ciudad durante el siglo XVII.

Otra incógnita es si realmente existe conexión entre el plano de Manceli elaborado en 1608 y la expulsión de la minoría morisca un año después ejecutada por el virrey Luis Carrillo y Toledo, protector del autor italiano y a quien este dedicó el plano donde recogió con todo detalle las calles de una ciudad amurallada de principios del XVII donde una horca presidía la actual plaza del Mercado.

El profesor y miembro de la Jerònima Galés Germán Ramírez ha analizado todos los avances en el estudio El plano de València de Antonio Manceli (1608): noticias, vicisitudes y aclaraciones de un documento excepcional, pero no único publicado en el segundo volumen de Pasiones Bibliográficas que edita la Societat y que se puede consultar en el siguiente enlace: http://societatbibliograficavalenciana.es/documentos/pasiones2.pdf.

Así es el refugio de la Guerra Civil que Bombas Gens esconde en su interior

in Lugares de Valencia by

 Es uno de los pocos ejemplos de refugio fabril que quedan en Valencia

 La fábrica sufrió múltiples bombardeos  tras ser incautada para fabricar armamento

 Algunos de los proyectiles encontrados durante la rehabilitación han tenido que ser retirados por los Tedax

 Bombas Gens continúa ofreciendo nuevos capítulos sobre su historia. El último de ellos conecta la antigua fábrica con la Guerra Civil, al encontrarse durante las obras de rehabilitación un refugio antiaéreo construido probablemente en 1938, aunque no se conoce su expediente.

Se trata de un refugio de tipología fabril, construido con una estructura de hormigón armado que posee una sala principal para el alojamiento de los trabajadores de la fábrica. Una estancia de 21,64 m2 y 2,78 m. de altura que cuenta con dos accesos: desde el patio y desde el interior de una de las naves. “El diseño original de este refugio hacía que las personas que se alojaban en él pudieran recibir daños si caía una bomba, tanto a causa de su onda expansiva como de la metralla. Es por esto que se construyó, a modo de escudo, un gran pilar de hormigón de sección octogonal. A su vez, también encontramos en las paredes rozas que nos hacen pensar que allí se colocaba una puerta o placa metálica que contribuía a reforzar la labor defensiva del pilar”, expone Paloma Berrocal, arqueóloga del proyecto.

El interior de la estancia no dispone de bancos corridos de obra, habituales en otros refugios conocidos de la ciudad. Sin embargo, sí que se conservan otros elementos característicos de este tipo de construcciones, tales como los letreros con mensajes dirigidos a los ocupantes del refugio. En ellos se dan una serie de recomendaciones de uso e higiénicas como por ejemplo no fumar, no escupir o no tirar inmundicias. Han sobrevivido también al paso del tiempo el zócalo original de pintura, los tubos de cerámica que actuaban como respiraderos, la roza por donde iba el cableado de la luz y algunos soportes de madera de las bombillas. “Nos encontramos ante un refugio de especial valor, puesto que es uno de los pocos ejemplos que queda en la ciudad de tipología fabril. Destaca además su excelente estado de conservación”, explica Berrocal.

Los testimonios orales que han llegado a nuestros días relatan que el refugio se construyó por el elevado número de ataques aéreos que sufría la fábrica, después de ser incautada por el bando republicano para fabricar bombas de mortero. Así lo recuerda Jesús Latorre, hijo del gerente de Bombas Gens: “Los dueños se exiliaron y a mi padre le pusieron por encima un comisario político y le obligaron a fabricar armamento. Lo recuerdo perfectamente porque viví en la villa hasta que me casé. La fábrica, dedicada hasta entonces a la elaboración de bombas hidráulicas, estaba preparada para fundir metales y eso le venía muy bien a la industria armamentística. Y por eso nos bombardeaban constantemente desde el ejército contrario; lo que pasa es que habitualmente se confundían con el Huerto de la Estrella, que estaba próximo y tenía características similares”.

La antigua fábrica todavía conserva vestigios de esta intensa actividad bélica. El pasado verano, las obras que se están realizando en el edificio desenterraron la carcasa vacía de una granada, y 6 proyectiles que tuvieron que ser retirados y explosionados de manera controlada por los Tedax.

Este hallazgo de nuestro pasado más reciente añade más valor patrimonial si cabe a uno de los edificios más emblemáticos del art déco en Valencia. Al igual que la también recuperada bodega medieval, se prevé que el refugio sea visitable.

FOTOS: Las fotos del refugio son de Daniel Rueda. Las de los proyectiles son de Paloma Berrocal.

EL PROYECTO

Bombas Gens será la sede de la Fundació Per Amor a l’Art. El proyecto contempla la creación de un centro de arte moderno y contemporáneo dirigido por Nuria Enguita que ocupará las cinco naves principales. Además, se levantará un edificio con una estructura integrada en el conjunto que comprenderá un centro de día de apoyo convivencial para niños y niñas del barrio de entre 6 y 16 años en riesgo de exclusión social, y el Centro de Coordinación del Equipo Wilson, dedicado a la investigación y divulgación de la Enfermedad de Wilson.

LA FUNDACIÓ

La impulsora de esta iniciativa es la Fundació Per Amor a l’Art. Una entidad dedicada al arte (busca desarrollar la sensibilidad artística en la sociedad poniendo la colección “Per Amor a l’Art” a su alcance), la investigación (estudia y divulga aspectos relacionados con la enfermedad de Wilson y otras enfermedades raras) y la ayuda social (atiende a los más necesitados, principalmente niños en situación de vulnerabilidad). Se prevé que, tras obtener las autorizaciones pertinentes, la Fundació establezca su sede en Bombas Gens en la primavera del 2017 y desarrolle allí su triple actividad.

NOTA ACLARATORIA: Ante las diferentes incorrecciones aparecidas en prensa relacionadas con la titularidad de Bombas Gens, nos vemos en la obligación de aclarar que la antigua fábrica no es propiedad de la Fundació Per Amor a l’Art. Forma parte del patrimonio familiar privado de sus impulsores, quienes  están acondicionando el edificio  para que sea la futura  sede de la Fundació tras obtener las autorizaciones pertinentes. Os agradecemos de antemano que tengáis en cuenta este dato a la hora de difundir futuras informaciones.

El pasado medieval de Bombas Gens: estos son los restos arqueológicos hallados en la antigua fábrica

in Edificicios by

El valor patrimonial de Bombas Gens continua incrementándose. Si la antigua fábrica ya contaba con el honor de ser uno de los edificios más emblemáticos del art déco en Valencia, este verano ha añadido a su haber un pasado medieval. Y es que, como ya se anunció, durante la excavación arqueológica fueron encontrados los restos de una alquería medieval de grandes dimensiones, similar a la Alquería de Barrinto que hoy en día puede visitarse en el Parque de Marxalenes, además de una bodega subterránea de finales del siglo XV que se ha conservado prácticamente completa.conjuntos-de-azulejos-de-manises-siglos-xv-xvi-b

Un importante hallazgo que, a su vez, ha permitido recuperar también numerosos fragmentos de piezas cerámicas. “Hemos encontrado diferentes conjuntos de azulejos góticos que sirvieron para pavimentar las estancias nobles de la vivienda. Se trata de varios cientos de azulejos de estilo manisero, decorados en tono azul de cobalto sobre fondo blanco de estaño, cuya cronología corresponde a finales del siglo XV y principios del  XVI”, afirma Paloma Berrocal, arqueóloga del proyecto.

Por otro lado, también han salido a la luz diferentes piezas usadas en la vida diaria de la alquería, tales como fragmentos de las vajillas que se utilizaban en su mesa. “Ha llegado hasta nosotros, por ejemplo, un plato de loza azul decorado con motivos de palmetas que se data entre los siglos XIV y XV y que debió formar parte de una de las primeras vajillas usadas. Además, nos encontramos varias piezas fragmentadas de platos dorados de Manises de una época posterior, en concreto el siglo XVII, los cuales fueron desechados después de ser usados”, explica Berrocal.

La historia reciente de Bombas Gens también ha emergido mediante la aparición de elementos más modernos. Relacionada con el momento de producción de las bombas hidráulicas que da nombre al edificio, destaca una pieza circular de metal de hierro que formaba parte de dichas máquinas, y que muestra en relieve la marca “GEYDA”. Y emparentada con el conflicto bélico de la Guerra Civil ha aparecido una carcasa vacía de un proyectil tipo granada, del que no se conserva su espoleta.

Son las piezas que nos permiten recuperar el pasado de Bombas Gens. Un emblemático espacio cuya historia escribirá a partir de ahora la Fundació Per Amor a l’Art, impulsora del proyecto que va a otorgarle una nueva vida.

EL PROYECTO

Bombas Gens será la sede de la Fundació Per Amor a l’Art. El proyecto contempla la creación de un centro de arte moderno y contemporáneo dirigido por Nuria Enguita que ocupará las cinco naves principales. Además, se levantará un edificio con una estructura integrada en el conjunto que comprenderá un centro de día de apoyo convivencial para niños y niñas de 6 a 16 años del barrio en riesgo de exclusión social, y el Centro de Coordinación del Equipo Wilson, dedicado a la investigación y divulgación de la Enfermedad de Wilson.

LA FUNDACIÓ

La impulsora de esta iniciativa es la Fundació Per Amor a l’Art. Una entidad dedicada al arte (busca desarrollar la sensibilidad artística en la sociedad poniendo la colección “Per Amor a l’Art” a su alcance), la investigación (estudia y divulga aspectos relacionados con la enfermedad de Wilson y otras enfermedades raras) y la ayuda social (atiende a los más necesitados, principalmente niños en situación de vulnerabilidad). Se prevé que, tras obtener las autorizaciones pertinentes, la Fundació establezca su sede en Bombas Gens en la primavera del 2017 y desarrolle allí su triple actividad

El valenciano, según José Zapater y Ujeda en 1859

in el valenciano/Gente by

el valenciano José Zapater y Ugeda (1826 – 1899), escritor de Villena, escritor religioso , poeta y costumbrista de la época ,redactor de la Azucena en  1849 y abogado del ilustre colegio de Valencia, realizó en 1859 un retrato pictórico de los valencianos y gentes de la época y aunque parece estar redactado de forma carituresca, no deja de enseñar el reflejo del momento. “Los valencianos pintados por sí mismos”. Obra de interés y lujo escrita por varios distinguidos escritores. Valencia, 1859, imp de la Regeneración tipográfica de I. Boix ed. En 4, 400 págs con 55 láminas

“Ninguno de los naturales de las provincias de la que se conpone la Monarquía española , se presta a un estudio tan profundo y filosófico,  a nuestro  modo de ver como el  de la  provincia  de Valencia.

Ora se quiera mirar como causa de esta originalidad el clima de  que goza es lo cierto que el valenciano, en sus usos, en su caracter, en sus modos de ser, y hasta en su idioma habitual, difiere de un modo asaz sensible de los demás naturales de las otras provincias.

En efecto, el valenciano es preocupado y aun supersticioso en materias religiosas, hasta donde puede serlo cualquier otro provinciano y algo  mas; su jovialidad y placentero carácter ni participan de la severidad del navarro  y del aragonés,   ni llegan al estremo del andaluz y murciano ; su  trage ,   por mas que tenga  algunos  puntos de contacto con el, murciano y  alicantino, son tan pocos que,  casi nada tienen de común ;  su idioma habitual en nada se parece  al castellano  , ni al vascuense,  ni al andaluz ,  si bien existe  cierta  semejanza entre el catalán y él ;  su claro ingenio  le hace apto para cualquier empresa,    por arriesgada que parezca; su sobriedad es proverbial,  sin escluirlo de los goces de la gastronomía. siempre que la oportunidad  le brinda;  su piedad no tiene rival en el  globo, y su sufrimiento no tiene limites ni le acobarda,    porque   hierve en sus venas  la sangre  de los  conquistadores  que hicieron  morder la tierra  á los proscritos hijos de Agar.

No hay duda que la dominacion morisca imprimió  de tal modo en el valenciano  sus usos , costumbres , carácter    y modo de existir, que el trascurso de seis siglos no ha sido bastante  a  estinguirlos,  y probablemente  permanecerán sus huellas cuando hayan pasado otros· seis mas por la faz  de la tierra.

El valenciano vive ordinariamente en cabañas  (barraques) formadas  en su parte  superior   de un  sencillo  armazón  de  madera, cubierto de una capa de enea,  junco ó paja,  y la inferior de lodo  ó barro,  semejantes a las que constituyen los aduares  de los árabes en el desierto, si bien mas sólidas  que  aquellas ,  y   en las  que se nota una propiedad de la que está muy lejos el africano.  La cabaña del valenciano , llamada tambien casa de venganza por la  facilidad con que puede incendiarse,  aunque ocupa por lo regular   un reducido perímetro ,  a causa  de la necesidad que tiene de aprovechar el mayor  terreno   posible  para  el cultivo , goza de todo lo necesario para las necesidades de sus moradores. Los principales departamentos de una barraca,  son :   el estudi  ,  la andana   y  el estable. El estudí ,   ó  cuarto destinado para dormir  el padre  y la madre  ;  ocupa regularmente  una tercera  parle del perímetro,  y en él están la cama, el arca do la ropa  y los demás muebles de importancia.

Contiguo al estudi está el  estable ó  cuadra, y   en   uno de  los ángulos hay una escalera de madera, mas ó menos  segura,  que da subida  á la andana ó segundo piso, lugar destinado para  guardar las cosechas, y en donde suelen colocarse los cañizos para la cria de los gusanos de seda.

Fuera de la puerta,  y a uno de los lados de la barraca,  suele haber  otra de reducidas formas ,  casi en miniatura ,   que es la  que sirve de cocina,  y no lejos de esta se ve una tercera  mas inferior todavia,  en la que muchas veces habita la esperanza de la familia, o  sea el  cerdo. En algunos puntos suele haber una muy reducida y en forma de medio huevo que sirve de horno.

El vestido del valenciano. todavia reune mas reminiscencias   del trage  árabe , que  sus cabañas de las  tiendas del aduar.  Compónese el  trage de verano de unos  zaragüelles  ó calzoncillos  ( camalets) de lienzo crudo, atados por la cintura, cuyos camales, estremadamente  anchos,  no  pasan de las rodillas;  una camisa del mismo lienzo, un gorro encaramado (barrel) idéntico al barrete tunecino, puesto a la cabeza, o en sa defecto un pañuelo;  unas alborgas (espardeñes),  y un pañuelo en la cintura sosteniendo  una navaja mayor de edad, a la  que parece quiere desalojar la  cruz del rosario que pende de los hombros, sosteniendo un  escapularío con los santos Evangelios  y algunas medallitas  milagrosas, a  las que profesa una fe  a prueba de bomba sin dejar por eso de  tener  su  poquito de confianza en la consabida  navaja que juguetea con ellas. El  trage de invierno es diferente  ,  pero guardando  siempre la  misma analogia con el del árabe.  Un pantalón de una tela barata y sufrída,  casi tan ancho como  los camalets, un chaleco  sin solapas y  de escolada espalda, o mas bien con la espalda  de la misma tela que el  resto del chaleco, el gorro ó pañuelo, las alborgas ó alpargatas y la manta, son las piezas de que se compone  generalmente.

Por consiguiente no puede ser mas marcada la  analogía que existe entre el  trage del valenciano y el del árabe:   el  gorro es el que exactamente usan los naturales de la regencia de Túnez;  el pañuelo corresponde  al turbante , la  manta al alquicel,   y la navaja en la cintara  representa  al yatagan.  Si a esto so añade  un cutis tostado y a prueba  de sol y frio  , lluvia  y viento, todavía resalta mas aquella analogía.

Pero no paran aquí todos los  puntos  de afidad que tiene  el indigena de esta províncía con el de los desiertos del Africa. El valenciano de la huerta, que es el que pintamos,  montado sobre una cabalgadura es un reflejo del africano , con su aire guerrero,  su frente elevada,   su manta en forma de desplegado alquicel, y finalmente con todas las cualidades que.distinguen al ginete agareno de todos los  demás menos del que hablamos.  El  caballo de nuestro héroe, que en el dialecto del país se llama rosi,  no tiene, mas bridas , bocado  ni serreton  que un sencillo ramal dependiente de un cabezón no mas lujoso,   pues ordinariamente se compone de una cuerda de esparto, y  pocas veces  de correa ;  un  aparejo redondo sobre el que descansa un serón, es la silla de montar, y no tiene mas estribos para facilitar el ascenso que la cola del caballo rodeada al pie del íntrépído ginete,  Pero aforlunadamente· no necesita  de estos ausílios para montar ,  pues su  proverbial  ligereza  le pone a cubierto de los inconvenientes que lleva consigo  la  enojosa  obesidad. El famoso Arriaza en su Profecía del Pirineo, asegura

«Que con puñal en mano

Salta a la grupa el leve valenclano.»

En efecto ,  algunos ejemplos que la tradícíon ha conservado de la ligereza del valenciano pudiéramos aducir ,   pero baste saber, que durante la guerra  de la independencia española se repitió con alguna frecaencía el hecho de ir un hijo de San Luís a galope  sobre un caballo,  echar detrás al mísmo paso un  valenciano con navaja en mano, plantarse  de un salto a la grupa,  desalojar  al ginete y quedarse dueño absoluto de la cabalgadura, sin mas preámbulos ni discusiones. A esto es, pues, a lo que se refiere Arriaza en el  dístico que hemos copiado do su escelente oda.

La p¡edad del valenciano es verdaderamente  eiemplar:  como ya hemos dícho , el rosario  con  sus medallitas ,  escapulario   y  demás signos religiosos nunca se separan de su cuello; las puertas  del estudi ,  de la ventana ,  de la andana,   y la  parte   interior  de la  tapa del arca,  están llenas de estampitas pegadas con almidón,  obleas, ó a veces  con pan ;  y no existe  partido  o  comarca de la huerta con ermita que no tenga su especial  patrono,  al que se obsequia  en· su dia con una función  religiosa , que siempre va acompañada de músicas, fuegos artiliciales  compuestos de cuerda y  masclets (morteretes)  y de otras demostraciones piadosas,   y ordinariamente  estos obsequios suelen durar  tres dias,  y terminar  con una procesión.   Si un individuo  de la familia está enfermo,  si una cosecha corre algún peligro,  el santo patrono es el bálsamo consolador; al  momento acude a él la familia desconsolada  con una sencílléz digna del mayor creyente , oon una  pureza de corazón  y  con  una fe  salvadora  , y consigue la salud que se desea. Después de esto es muy  justo dar gracias al santo patrono con una mísa u otra demostración   religiosa ,  y colgar en su capilla las primicias de la cosecha  que se creyó perdida.  Rasgo digno de ser imitado y muy propio por cierto  de los que tienen la fe del inocente y justoAbel

Es un dogma entre ciertas gentes el  carácter  adusto  e íncivil del valenciano,  y aun no falta .quíen  fundado  en un  hecho aislado llegue hasta asegurar que un. frac ó levita es recibido en la huerta a palos   y a pedradas,  como   lo seria una pantera   en medio  de la plaza del Mercado. Semejante aserción  tiene mucho de gratuita y bien poco de fundada. El valenciano es jovial , caritativo,  hospitalario, servicial y afectuoso.  Es, cierto que sus maneras rudas y bruscas le hacen aparecer   las mas veces como no es en sí realmente; pero su género de vida,   el aislamiento  en que ordínaríamente vive ,  y mas que todo  , la total falta de instrucción   en la generalidad le hacen aparecer  muy diferente de como él es, y son el origen de ese carácter  ficticio con que se presenta  a los ojos de la generalidad . Además   ¿Qué  civilidad  o afección  se pide á un ser,   que a pesar,  de su penoso vivir y de los grandes  servicios  que presta  a la sociedad, suele verse escarnecido  en su propia morada? ¿ Cómo quiere  encontrar  afable y dulce al valenciano  el  que sale a  la huerta  y al ver a un labrador dedicado  a  su penosa  faena lo apellida páparo  ,  kabila  , abencerraje, y otras cosas por el estilo?’ Semejante conducta no es maravilla reciba en recompensa  de un ser privado de íustrucción,  una pedrada ,  un palo ó  una cualquier insinuación de este jaez.

Nosotros hemos recorrido  la huerta  por todos sus cuatro costados; hemos llegado a la humilde barraca del valenciano;  le hemos encontrado  jovial  y dispuesto  a  satisfacer  hasta nuestra  caprichosa curiosidad ;  nos   ha franqueado las puertas de su albergue;  nos ha ofrecido cuanto  tenia en él y podia sernos de alguna  utilidad,  y so ha prestado  muy complaciente a servirnos de cicerone,  resistiéndose luego  a     recibir  la espresión  de nuestra gratitud por los servicios que nos habia prestado.

Otra de las causas que influyen mucho,  a nuestro entender, en la  irascibilidad  que algunos observan  en el  valenciano  ,   es el trato que ,  aunque parcialmente,  se les suele dar intramuros.  El  valenciano,  como vendedor de sus verduras  en el Mercado,  ha de sostener luchas  enojosas con los  compradores  amigos  de regatear, despues de haber sufrido en las puertas  de la ciudad  el pellizco de los consumos ,   arbitrios municipales y otros pájaros que no  cantan muy a      su sabor; como femater,   ha de sufrir las sangrientas  pullas de algunos transeuntes que suelen  hacer un  paralelo  entre el rosi y el propietario,  y siempre ha de andar con ojo avizor y pies de plomo, temiendo alguna cogida de parte  de los alguaciles; como carretero ,  se oye apostrofar frecuentemente por esas calles y plazas con adjetivos  tan sabrosos  como los de animal , bruto y compañia ,  y finalmente  bajo cualquier  forma que se ofrezca a los ojos del ciudadano ,  siempre se ve deprimido  en su amor propio por entes que solo miran al pobre labriego desprovisto de oropeles y de instrución ,  y no divisan  en él al que les proporciona  las ricas verduras, las nutritívas legumbres ,  las sabrosas  frutas y otros innumerables artículos quo son el alma de la gastronomía,  el alimento diario, el origen  del placer  del gloton  , y el objeto que tantas golas de sudor hace derramar  al que las cultiva para recreo del consumidor.

Sin embargo , así como la rosa mas bella no  deja de tener  espinas,  así tambien  el valenciano, en medio de sus buenas  cualidades,   tiene sus lunares  ó defectos , como todo  ser  que  camina  hacia la perfectibilidad.  Apesar de su piedad sin límites,   de su caridad nunca  desmensurada ,  y de otras prendas  que le hacen recomendable y digno de estímación ,  nuestro  héroe es rencoroso  como  un indio, y nunca perdona la ofensa  que una vez  recibió. Si  en el  acto de inferírsele  un agravio no  tiene a mano el  medio a propósilo  para vengarse a su sabor , calla  y espera ,  devora  en silencio  su pesadumbre,  amasa  y revuelve en su calenturienta imaginacion los modos de conseguir  la reparacíon que  ansía,   sin aparentar enojo, antes  al contrario  , simulando un olvido que jamás  existió ,  llegada la ocasión  oportuna,  y que  a veces esperó meses  y  aun años ,  se lanza sobre  su presa  y se cobra con creces  y hasta con  lujoso  interés.

Pero  cuando  el valenciano  recibe   un servicio,   por  insignificante que sea,   tampoco  lo  olvida  jamás: pueden pasar años sin recompensarlo,  si su posición se lo impide  , mas  llegado  el caso de la recompensa,   sabe mostrarse generoso en la  gratitud,  y tanto como cruel estuvo en la venganza  , porque  es estremado en amar y en aborrecer, a    fuer de buen heredero  de las costumbres agarenas.

El  valenciano ,   como  ya  hemos  dicho ,  es  jovial  como pocos otros provincianos.  Si  en  medio  de las escenas mas serias de la vida,  como en una lucha o cualquier  otra,   oye el rechinante  gemido de la dulzaina ,  y el alborotador sonido del tabalet, instrumentos que pretenden traer  su origen de la dominacion  morisca,   y que se conocen con el distintivo  penullar de música del país,  inmediatamente depone su enojo,  disipa su furor,   arroja  las armas que el deseo  de la  venganza tal vez  puso en su mano,  y solo  respira júbilo y alegria.  Sin embargo , pasado  el primer  ímpetu  se acuerda de sus rencores , a fuer de débil humano ,  y no descansa hasta mirarse satisfecho.

A pesar  de esto el valenciano  es estimado  en  cualquier  parte por los grandes servicios que presta ,  ora como  labriego  , ora como industrial ,  ora bajo cualquier forma que se ofrezca a la consideración del observador.  Sus verduras y ensaladas gozan de una reputación envidiable,  tanto  en la península como fuera de ella; sus frutas tienen una fama europea  como la naranja, los melones,  el altramúz y otras ,  y finalmente  el  arroz valenciano ,  la famosa  horchata de chufa  ,  y las apreciadas anguilas y pájaros de la Albufera en todas partes son recibidos con satisfaccíon. El sistema  de riegos de esta huerta tambien  es digno de honorifica  mención  ,  siquiera haya merecido el privilegio de ser admirado por las naciones  europeas,  y no ha muchos años vino un alto  personaje  estrangero a esta ciudad con la exclusiva  misión  de estudiarlo; para servir de norma  en una de las naciones mas adelantadas en asuntos agrícolas é  industriales. .

Reasumiendo;  el  valenciano es , como  acabamos  de ver, uno de los provincianos que mas resaltan y sobresalen por entre los demás de la península, tanto por sus costumbres y género  de vida, como por las tradiciones  a que está ligado ,  y por las reminiscencias que lleva consigo, como  heredero mas inmediato de la indómita raza que por largo tiempo dominó el pais, y  que no lo abandonó sin dejar  señales, tal vez eternas  ,  de su paso por este pedazo del paraiso ,  como vemos ‘en su trage  , en  su carácter  impresionable , en  su religiosidad ,  en su modo de hablar, muy parecido á la algarabía de la morisma ,  en sus habitaciones,  y hasta en los nombres que llevan las  poblaciones  de la huerta ,como Beni-Maclet, Bení-Parrell ,  y otros  , que son absolutamente moriscos.

Tal es el valenciano,  aunque  pintado  á  grandes rasgos,   que existe  todavía y forma la dilatada población de las ricas orillas del Júcar y del Túria.”

.

José Zapater y Ugeda

in Gente by

José Zapater y Ugeda (1826 – 1899), escritor de Villena, escritor, poeta religioso y costumbrista de la época ,redactor de la Azucena en  1849 y abogado del ilustre colegio de Valencia, realizó en 1859 un retrato pictórico de los valencianos y genstes de la época y aunque parece estar redactado de forma carituresca, no deja de enseñar el reflejo del momento. “Los valencianos pintados por sí mismos”. Obra de interés y lujo escrita por varios distinguidos escritores. Valencia, 1859, imp de la Regeneración tipográfica de I. Boix ed. En 4, 400 págs con 55 láminas

Historia de la imágen de Ntra Sra de la virtudes 1884

NUESTRA SEÑORA DE LAS VIRTUDES PATRONA DE LA MUY NOBLE, MUY LEAL Y FIDELÍSIMA CIUDAD DE VILLENA ROMANCE HISTÓRICO POR Don JOSÉ ZAPATER Y UGEDASeguido de unos antiguos gozos dedicados a la misma Imagen VILLENA IMPRENTA DE JOSÉ MUÑOZ FERRIZ 1885

El Sr. D. José Zapater y Ugeda, abogado del ilustre colegio de Valencia, ha traducidodo el folleto de monseñor Parisis,obispo de Arras, titulado Jesucristo es Dios,en Refutación de la historia de Jesús de Mr, Renán, cuya traducción, que tenemos a vista, ha sido dedicada al señor arzóbispo de Valencia. La Correspondencia de España. 23/8/1864, n.º 2.271, página 2.

 

Descargar (PDF, 537KB)

Descargar (PDF, 438KB)

Descargar (PDF, 219KB)

La Corona (Barcelona. 1857). 22/5/1867, página 6.

Diario oficial de avisos de Madrid. 24/5/1867, página 4.

Premios  Los composiciones premiados en el certamen poético celebrado en Valencia. Oda á la Virgen: primer premio. D. Constantino Gil, de Zaragoza; segundo, don Juan Antonio Almela; tercero , D. Jos é Arroyo Almcla. valencianos. Himno a la Virgen: primer premio, D. Felix Pizcoeta , valenciano; segundo, D. José Martí, de Reus; tercero, D . José Zapater y Ugeda» valenciano. …..

ESTAMOS RECOPILANDO Y ACTUALIZANDO DATOS DE ILUSTRES VALENCIANOS, SI TIENES ALGUNO NO DEJES DE APORTARLOS

 

*València Turisme, nova marca turística de la província

in En Valencià by
  • Maria Josep Amigó: “aquest canvi és la plasmació d’una nova manera de fer les coses”
  • Diputada de Turisme, Moncho: “la marca identifica el nostre territori, recupera la singularitat i incrementa el valor dels nostres productes”

La vicepresidenta de la Diputació de València, Maria Josep Amigó, i la diputada de Turisme, Pilar Moncho, han presentat aquest matí en el Muvim, la nova marca turística de la província.

Amigó ha destacat en el transcurs de l’acte que no es tracta només d’un canvi d’imatge “es tracta de la plasmació d’una nova manera de fer les coses. En les institucions, en la Diputació, en turisme. Moltes coses estan canviant, i molt profundament”.

La vicepresidenta ha ressaltat que “aquesta presentació és l’inici de tot un seguit d’accions que estem preparant, d’acord amb els nostres objectius de recollir les demandes del sector i resoldre els problemes que des del nostre àmbit de govern es poden realitzar i sempre en col•laboració amb les institucions i administracions municipals”.logo IMG_6776 IMG_6752

“La nova marca ens permetrà oferir una imatge més potent i singular i ens ajudarà en el posicionament del nostre producte turístic en els mercats estatals i internacionals”, ha finalitzat Maria Josep Amigó.

Per la seua banda Moncho ha explicat “la marca utilitzada fins ara generava confusió i era necessari modificar-la. La nova marca identifica el nostre territori, recupera la nostra singularitat front a la resta del món i incrementa el valor dels nostres productes”.

“València ha de ser la marca perquè és fàcilment referenciable en el territori i aglutinadora d’afinitats. València ens permet sumar-nos al factor autonòmic i al potencial de la ciutat i València genera confluència, manté la unitat d’esforços i provoca la identitat”, ha afegit la diputada.

Segons Pilar Moncho “el nostre propòsit per a aquesta legislatura és provocar la millora en la capacitat d’acollida al client i la generació d’una major coherència en l’oferta, fent el nostre territori es posicione dins dels mercats turístics”.

L’acte, presentat pel gerent del Patronat, Pau Pérez, també ha comptat amb la presència del vicepresident 2º, Toni Gaspar, dels diputats Xavier Rius, Emili Altur, Josep Bort, Ivan Martí, Mari Carmen Contelles, Francisco Miguel Izquierdo, Javier Berasaluce, Guillermo Barber, Beatriz Simón, Mª Carmen Peris, el regidor de Turisme de l’Ajuntament de València, Joan Calabuig, el president de Cámara Valencia, José Vicente Morata, representants de l’Agència Valenciana del Turisme i del sector empresarial i alcaldes i regidors dels municipis turístics valencians.

*València Turisme

El Patronat Provincial de Turisme s’ha marcat com a objectiu millorar la visualització dels municipis valencians dins del mercat nacional i internacional i augmentar el seu posicionament com a destinació turística.

Per a açò, la modificació de la marca és necessària i així definir amb precisió la identitat del territori.

La nova marca turística “*València Turisme”, dissenyada per Dídac Ballester, està directament relacionada amb el territori i s’identifica amb la ciutat de València i les comarques que l’envolten.

“València” és fonamental en la marca perquè aglutina afinitats i potencia la ciutat.

La imatge gràfica de la marca recorda el mapa de la província de València sense oblidar al Racó d’Ademús amb una composició càlida i amable.

En la marca es pot canviar “Turisme” per altres conceptes sense perdre la identitat visual i així, usar com a eixos principals de la marca turística “Patrimoni”, “Gastronomia”, “Turisme Actiu”, “Mediterrani”, Ecologia” i “Tradicions”. A més, es podran utilitzar els noms de municipis i comarques per a situar un lloc determinat.

En el transcurs de l’acte també s’ha mostrat el vídeo promocional de l’oferta turística de la província de València que convida a conèixer i gaudir de totes les possibilitats turístiques que ofereix “*València Turisme”.

El vídeo té com a protagonista a Iris Lezcano, una amfitriona que presenta totes les localitzacions i convida a sentir i provar la província de València, una destinació de pel•lícula.

Sobre los escribanos y su mala letra

in Artículos by

Sin duda, entre los antiguos oficiales concejiles con peor prensa se encontraban los escribanos, especialmente debido a la mala letra con que escribían y por sus honorarios. Una copla popular recogida en Requena por su cronista Fermín Pardo plasma esa mala fama:

“En el cielo hay una uva
que es para los escribanos
como no sube ninguno
no le falta ningún grano” .
AMRQ 11476 1538 escribanos mala letra minUno de los fenómenos paleográficos es la cursivización de la escritura. Cada vez se escribía más a la carrera y peor. De la equilibrada y redondeada escritura carolina se pasó a la angulosa y vistosa letra gótica hasta que en s. XV, a la par del fortalecimiento monárquico, aparezca la estética y caprichosa letra cortesana con sus formas envolventes, espirales, lazos, bucles, nexos y curvas. Pero ya en la mitad del siglo XV hará aparición hasta el siglo XVII la letra procesal caracterizada por su ejecución rapidísima, donde el escribano no levanta la pluma del pliego encadenando palabras cada vez con una letra de tamaño más grande.
Los Reyes Católicos promulgaron varias disposiciones contra la letra procesal frente a su preferida y protegida: la cortesana. Llegaron a ordenar que: “se pague á diez maravedís cada hoja de pliego entero escrito fielmente de buena letra cortesana y apretada e no procesada, de manera que las planas sean llenas no dejando grandes márgenes, e que en cada plana haya á lo menos treinta e cinco renglones e quinze partes en cada renglón…”.
El propio Cervantes criticó la letra procesal, pues cuando D. Quijote le entregó una carta a Sancho para dársela a Dulcinea, le mandó que fuera copiada por un maestro de escuela o por un sacristán, pero nunca por un escribano “que hacen letra procesada, que no la entenderá Satanás”.
El Concejo de Requena también mostró su preocupación por la mala escritura. En 1544, cuando el Concejo de Requena nombró como escribano a Juan Pasamante de Comas le ordenó y advirtió que escribiera con “buena letra” en un libro en blanco los privilegios de la villa.
En Requena, según las épocas, nos encontramos como oficiaban cuatro, seis y hasta siete escribanos. A estos escribanos hay que añadir la escribanía del puerto y aduana. Muchos nombres se repiten con los años y se crean dinastías familiares de escribanos. En la primera mitad del siglo XVI constatamos la larga vida profesional de escribanos como los Juan Picazo (el “Viejo” y el “Mozo”), Antonio Picazo, Juan Conejero, Pasamante de Comas, Rodrigo de Cuenca, Juan de Adobes, Miguel Montero, Juan Solano, Jerónimo de Cuevas, Alonso de Montoya, Alonso Polo, Luis Pérez, Martín Pérez Antequera, Lope Ruiz de Zapata y otros.
Anualmente se arrendaban las escribanías y el que remataba la postura debía procurar los escribanos que iban a trabajar ese año. El Concejo de Requena pedía que fueran “suficientes” y “hábiles” y en algún caso los rechazaba como le pasó a Juan García “el Mozo” en 1537. Debían jurar su cargo ante el Concejo que les otorgaba “poder cumplido”. En 1543 hasta 45.000 maravedíes se pagaron por el remate de la escribanía. Estos escribanos trabajaban para el concejo, pero también para los particulares en su función de notarios, donde extraían sustanciosos beneficios. En 1537, cuando se independizó Mira de Requena, se les devolvió a cada escribano requenense 1.000 maravedíes porque perdían la escribanía de la población recién segregada. Al año siguiente, el procurador síndico requenense denunció a Alonso de Montoya por ejercer a la vez como escribano y como letrado.
El escribano del Concejo también tenía la obligación de guardar las escrituras en un arca donde se debían reunir tres llaves para abrirla. En 1541 se le recordó al escribano que el libro lo dejara en el Ayuntamiento, pues era costumbre de los escribanos llevárselos a casa lo que ha producido pérdidas de documentación.
La mala fama de los escribanos alcanzaba a las aldeas requenenses. Cuando Villargordo entabló el expediente para su segregación (1747) se quejaba de los gastos que suponía cada vez que un escribano requenense iba por el pueblo a los negocios públicos o privados. En Venta del Moro en 1819 también se quejaron que desde que el escribano de Requena se trasladaba para realizar el reparto de las dehesas, los gastos se habían desorbitado y ya nadie quería arrendarlas.
El 31 de octubre de 1538, el rematador de la renta de la escribanía, Miguel García, señaló como escribanos a Alonso de Montoya y Alonso Polo. Sin embargo, en el documento del mes, datado en diciembre de 1538, estos mismos escribanos son señalados por el corregidor de Requena por sus malas prácticas que estaban causando importantes problemas en los procesos que se llevaban en la Audiencia. Así pues, se decide examinarlos en su suficiencia y habilidad.
requena.es

300 aniversari de l’edifici del Palau Municipal de Castelló

in Edificis/En Valencià by

Conquerit en l’estiu de 1233 el Castell (el qual després serà anomenat ?Castell Vell”) i el seu poblat annex, una carta de població donada en 1239 pel comte Nuño Sancho de Provenza autoritza a traslladar el nucli de població a la plana, cosa que no es va dur a efecte aleshores. És l’autorització real de Jaume I el Conqueridor en 1251 la qual es fa efectiva en un trasllat que va lligat al naixement de la nova vila de Castelló de la Plana, el tercer dissabte de quaresma de l’any 1252.

En els primers anys de vida en la plana, la nova vila no va gaudir del privilegi de tindre autogovern (és a dir, municipi) ja que era regida pels batlles, representants del senyor feudal de torn. És el rei Pere III d’Aragó (fill i successor de Jaume I) el qual, en concedir el 7 de febrer de 1284 l’extensió a Castelló dels privilegis que gaudia València en matèria municipal, autoritza la creació d’aquesta institució en la nostra vila.

L’organització municipal que naix a Castelló a finals del segle XIII, es manté sense molts retocs fins finals del segle XVIII.

És a dir, al llarg del període foral, fins que després de la batalla d?Almansa en la guerra de Successió (1707) són abolits els Furs del Regne de València i s’imposa la legislació castellana pel decret de Nova Planta.

El municipi foral a Castelló estava constituït pel ?Consell? format per 36 consellers, i els anomenats ?oficis?. Entre estos destacaven els quatre jurats, executors dels acords conciliars. Però tenien també importants i especialitzades comeses altres oficis com el ?mustacaf” (encarregat dels pesos i mesures, vigilància del mercat, neteja i policia urbana, etc); el ?sindich” (clavari o tresorer); el ?sequier” que administrava la jurisdicció municipal sobre les aigües de reg; el “sagristà” administrador de les obres de l’església de Santa Maria; ?l?escrivà dels jurats” que redactava les actes de les sessions; etc.

Cal destacar que l’Arxiu Municipal de Castelló conserva, en diverses i molt completes sèries, la documentació originada pel nostre municipi des de l’Edat mitjana fins l’actualitat. El més antic llibre d’actes de sessions municipals és de 1374.Ayuntamiento

NOU PALAU MUNICIPAL.

A la fi del segle XVII el vell palau es trobava en estat ruïnós, per la qual cosa el consell va decidir construir un de nou en la Plaça Major, enfront de l’església de Santa Maria, ocupant part del vell cementeri de la vila. Les obres es van realitzar entre els anys 1689 i 1716, sota la direcció de Melcior Serrano i segons plànols del mestre Gil Torralba. Recentment, ocupant el solar de les Cases de les Ànimes en l’altre costat de la plaça, es va alçar l?altre edifici per a albergar oficines municipals.

El bell edifici del nostre Ajuntament ha estat descrit amb aquestes paraules: “Amb cert llenguatge classicista d’inspiració italianitzant i una arquitectura sense ornaments, equilibrat en el seu joc de masses, però no monòtona, organitza l’alçada de la seva façana en tres altures ben diferenciades pels entaulaments correguts que les separen. Té en la part baixa un porxo amb set arcs -cinc al capdavant i dos laterals- que carreguen sobre gruixudes pilastres corínties que suporten l?entaulament llis; es caracteritza per la disposició de tres balconades -la central correguda- amb obertures coronades per frontispicis circulars i triangulars.

El pis superior, separat dels anteriors per cornisa volada, continua la divisió vertical amb l’ús de pilastres corínties, les quals suporten també entaulament llis. Un total de cinc balconades senzilles -en origen finestres- s’obren a la plaça. L’edifici es remata amb un ampit abalustrat, ja que han desaparegut dos incipients torretes en ambdós extrems de la façana, de les quals només es va alçar el primer cos”.

PALAU COMÚ.

La seu de la institució municipal o ?Palau Comú? va estar situada a la Plaça de l?Herba, fent cantonada amb els carrers de Cavallers i d?Ausiàs March. Un primer local de reduïdes dimensions va ser ampliat amb l?ajuda econòmica del rei En Jaume II i la d?unes donacions de cases fetes per part d?En Pere IVel Cerimoniós en 1339. Este palau municipal tenia un menut pati al qual en 1410 es plantaren uns tarongers.

Obres portades a terme en 1485 van donar a l?edifici un aspecte noble amb una entrada porticada, vestíbul cobert de volta, sales pavimentades de rajola, ?arcs estintolats amb cadirat i finestres de coronella amb columnates, capitell i llindes trilobades”, segons Traver Tomàs.

300 aniversario del Palacio Municipal de Castellón

in Castellón/Edificicios by

AyuntamientoConquistado en el verano de 1233 el Castillo (que después será llamado “Castell Vell“) y su poblado anejo, una carta de población dada en 1239 por el conde Nuño Sancho de Provenza autoriza a trasladar el núcleo de población a la llanura, cosa que no se llevó a efecto entonces. Es la autorización real de Jaime I el Conquistador en 1251 la que tiene efectividad en un traslado que va ligado al nacimiento de la nueva villa de Castellón de la Plana, del tercer sábado de cuaresma del año 1252.

En los primeros años de vida en la llanura, la nueva villa no gozó del privilegio de tener autogobierno (es decir, municipio) puesto que era regida por los “bailes” representantes del señor feudal de turno. Es el rey Pedro III de Aragón (hijo y sucesor de Jaime I) el que, al conceder el 7 de febrero de 1284 la extensión a Castellón de los privilegios de que gozaba Valencia en materia municipal, autoriza la creación de esta institución en nuestra villa.

La organización municipal que nace en Castellón en estos finales del siglo XIII, va a mantenerse sin apenas retoque alguno hasta finales del siglo XVIII.

Es decir, a lo largo del período foral, hasta que después de la batalla de Almansa en la guerra se Sucesión (1707) son abolidos los Furs del Reino de Valencia y se impone la legislación castellana por el Decreto de Nueva Planta.

El municipio foral en Castellón estaba constituido por el “Consell” formado por 36″consellers”, y los llamados “oficis”. Entre éstos destacaban los cuatro “jurats”, ejecutores de los acuerdos conciliares. Pero tenían también importantes y especializados cometidos otros oficios como el “mustacaf” (encargado de las pesas y medidas, vigilancia del mercado, limpieza y policía urbana, etc); el “sindich” (clavario o tesorero); el “cequier” que administraba la jurisdicción municipal sobre las aguas de riego; el “sacristà” administrador de las obras de la iglesia de Santa María; el “escrivà dels jurats” que redactaba las actas de las sesiones; etc.

Cabe destacar que el Archivo Municipal de Castellón conserva, en diversas y muy completas series, la documentación originada por nuestro municipio desde la Edad Media hasta la actualidad. El más antiguo libro de actas de sesiones municipales es de 1374.

NUEVO PALACIO MUNICIPAL.

A finales del siglo XVII el viejo “palau” se hallaba en estado ruinoso, por lo que “el consell” decidió construir uno nuevo en la Plaza Mayor, frente a la iglesia Santa María, ocupando parte del viejo cementerio de la villa. Las obras se realizaron entre los años 1689 y 1716, bajo la dirección de Melchor Serrano y según planos del maestro Gil Torralba. Recientemente, ocupando el solar de las Casas de las Ánimas en el otro lado de la plaza, se levantó otro edificio para albergar oficinas municipales.

El bello edificio de nuestro Ayuntamiento ha sido descrito con estas palabras: “Con cierto lenguaje clasicista de inspiración italianizante y una arquitectura desornamentada, equilibrado en su juego de masas pero no monótona, organiza el alzado de su fachada en tres alturas bien diferenciadas por los entablamentos corridos que las separan. Tiene en la parte baja un porche con siete arcos -cinco al frente y dos laterales- que cargan sobre gruesas pilastras corintias que soportan el entablamento liso, se caracteriza por la disposición de tres balcones -el central corrido- con vanos coronados por frontispicios circulares y triangulares.

El piso superior, separado de los anteriores por cornisa volada, continúa la división vertical con el uso de pilastras corintias, las cuales soportan también entablamento liso. Un total de cinco balcones sencillos -en origen ventanas- se abren a la plaza. El edificio se remata con antepecho abalaustrado, habiendo desaparecido dos incipientes torretas en ambos extremos de la fachada, de las que sólo se levantó el primer cuerpo”.

PALAU COMÚ.

La sede de la institución municipal o “Palau Comú” estuvo situada en la Plaza de la Hierba, formando esquina a las calles Caballeros y de Ausias March. Un primer local de reducidas dimensiones fue ampliado con la ayuda económica del rey Jaime II y la de unas donaciones de casas hechas por Pedro IV el Ceremonioso en 1339. Este “palau” municipal tenía un pequeño patio en el que en 1410 son plantados unos naranjos.

Obras llevadas a cabo en 1485 dieron al edificio un aspecto noble con una entrada porticada, vestíbulo cubierto de bóveda, salas pavimentadas de ladrillo, “arcos apuntalados de sillería y ventanas ajimezadas con columnillas, capitel y dinteles trilobados”, según Traver Tomás.

El Teatro Olympia celebra sus 100 años

in Artículos by

 

 dsc_00121 El Teatro Olympia se inauguró el 10 de noviembre de 1915, fue edificado sobre el solar del antiguo Convento de San Gregorio, por el arquitecto Vicente Rodríguez Martín (1875-1933), con El Barbero de Sevilla actuando las mejores compañías del momento ( María Guerrero, Enrique Borrás y Catalina Bárcena, Enrique Rambal, el pianista Arthur Rubinstein).

Después de más de cincuenta años dedicado al cine en 1984 se recuperó para la escena. Olympia Metropolitana S.A. es la sociedad titular del Teatro Olympia de Valencia.

Enrique Fayos llama a la “reflexión” a los responsables públicos para encontrar el “equilibrio entre el teatro público y privado”

El Teatro Olympia de Valencia ha sobrevivido más de cien años levantando el telón cada día y para celebrado ha organizado una “gran fiesta del teatro” con actividades paralelas a la programación habitual que se extenderán a lo largo del próximo año. Encuentros matinales con actores y actrices en cartel, performances, tertulias culturales, exposiciones, concursos a través de las redes sociales y una gala de clausura conmemorarán la inauguración de este espacio el 10 de noviembre de 1915, con un siglo de vida sobre sus tablas.

Todo un compendio de actividades que ha programado con “esfuerzo” resistiendo a la crisis económica, a la recesión del consumo, al IVA cultural al 21% y a una “mala política cultural” y con el objetivo de “recuperar el valor añadido de las artes escénicas” y seguir invitando a “soñar” con la “magia” del teatro.

Así lo ha destacado la responsable de Comunicación de Olympia Metropolitana, Maria Ángeles Fayos, durante la presentación de las actividades junto a su hermano, el empresario y actual gerente de la sala, Enrique Fayos, su padre y el equipo que gestiona este espacio, así como el Talia, también en la capital valenciana, y otras salas en Altea, Catarroja y Torrent.photo2

El profesor titular del departamento de. Comercialización e Investigación de Mercados de la Universitat de València, Manuel Cuadrado, que ha colaborado en el diseño del programa, ha sido el encargado de detallar las actividades que lo completan.

Los encuentros matinales con actores en cartel, ha explicado, tendrán lugar en el hall del Olympia, donde el público tendrá la oportunidad de preguntar para acercarse a su lado más desconocido. Josema Yuste en enero, Concha Velasco (febrero), Arturo Fernández (marzo) o Els Joglars (abril) son algunos de los confirmados.

Además, una serie de performances de diversas disciplinas artísticas, habitualmente no programadas en teatros, sorprenderán a los asistentes en los prolegómenos de la función que vayan a ver. En enero habrá una intervención de Hyuro, Nuria Cano traerá un video mapping en febrero, Dance Center Valencia mostrará baile urbano en marzo y Gary Amseian una instalación en abril.

El ciclo ‘Conversaciones’ de tertulias culturales sobre el mundo del teatro se realizará en diferentes espacios de la ciudad como la SGAE, Florida, La Nau o el propio Olympia, mientras La Nau ofrecerá una exposición monográfica sobre el teatro Olympia que se inaugurará en noviembre de 2016, organizada junto al Vicerrectorado de Cultura e Igualdad de la Universitat de València.

Para fidelizar a su público, el teatro realizará un concurso en el que los ganadores podrán obtener dos pases para la temporada 2016 y 2017. Asimismo, sorteará dos entradas semanales entre los asistentes que suban a las redes sociales (Facebook, Twitter o Instagram) una foto en el Olympia con el hashtag #100añosOlymplia y pondrá en marcha la tarjeta ‘100 Olympia’.

Una lectura dramatizada en homenaje a la escritora y actriz Ana Diosdado, tres vídeos para conectar con la emoción teatral –el primero de ellos protagonizado por Josep Maria Pou– y una gala de clausura como colofón completarán las actividades conmemorativas de un espacio que se ha reinventado en el tiempo, desde la ópera, al cine y al teatro.

 

La sociedad tiene varias líneas de negocio:

La explotación y gestión de espacios teatrales entre los que destaca la del Teatro Olympia de Valencia, el Teatro Talia, el Teatre Auditori de Catarroja TAC , el Auditori de Torrent y la programación del teatro Apolo de Barcelona.

Gestión y explotación del Cinestudio D’or de Valencia.

Producción de teatro a través de diferentes convenios de coproducción con diferentes empresas. Y la gestión de la Librería Le en Madrid, la librería independiente mas grande de Madrid con mas de 50.000 libros de fondo y 500 mtrs 2 de exposición el Paseo de la Castellana 154.

Espectáculos producidos: La tentación vive arriba, Familia, La bella Helena, Spot, Inés desabrochada, Nadie es perfecto, Una Pareja de miedo, Glorius, La Ratonera, La Extraña Pareja.

En estos momentos está produciendo “La cena de los idiotas” con Josema Yuste y David Ramirez que después de 4 años de éxito vuelve en agosto al teatro Rialto en Madrid. También estrenara el próximo 25 de junio en el Teatro Olympia la comedia “Una boda feliz” que estará hasta finales de julio y luego se estrenará en el Teatro Marquina de Madrid a finales de agosto para hacer temporada. También participa en la producción “Una más y nos vamos” con Jose Luis Gil que ha triunfado en el Teatre Talia.

PREMIOS CONCEDIDOS al Teatro Olympia:

PREMIO IMPORTANTE. LEVANTE EMV 1996
PREMIO DE TEATRO. LA CARTELERA 1998
PREMIO PROTAGONISTAS ONDA CERO RADIO VALENCIA 2002 A LA MEJOR
TRAYECTORIA PROFESIONAL
PREMIO ARCHIVAL COMUNIDAD VALENCIANA 2003
PREMIO AVETID D´ OR 2006
NOMINACIÓ MILLOR SALA COMUNITAT VALENCIANA III PREMIS ABRIL 2009
PREMIS TURIA 2.010 MEJOR CONTRIBUCION TEATRAL
PREMI EMPRESA Y FINANZAS A LABOR SOCIOCULTURA 2010
PREMIO FUNDACION CAROLINA TORRES 2013
PREMIO COPE 2013

“ESTAMOS EN EL MISMO BARCO”

Para Enrique Fayos, “abrir cada día es un motivo de celebración” y en esta efeméride ha querido invitar a la “reflexión” en Valencia para recordar que “teatro privado y público estamos en el mismo barco” y encontrar el “equilibrio” entre ambos “es muy importante”.

Así, ha confesado que le genera “un poquito de preocupación” que se programe teatro comercial en teatro públicos por lo que ha hecho un llamamiento a los responsables públicos para “mantener el equilibrio” y recordarles que “el teatro publico no tienen que ocupar el espacio del teatro privado”.

El responsable de la sala ve “buena predisposición” por parte del nuevo Gobierno en este sentido y ha deseado que en el nuevo año que se acerca pueda seguir levantando el telón cada día y que “Valencia vuelva a ser, como lo era en el siglo pasado, un referente cultural en España en el ocio teatral”.

Por su parte, Maria Ángeles Fayos ha reivindicado la bajada del IVA cultural del 21% y ha subrayado la necesidad de que “la cultura necesita apoyo y necesita que lo convirtamos en una prioridad” porque es el “oxígeno” para una sociedad mejor, ha concluido.

1 2 3 4
Go to Top