Las obras de la plaza de Brujas, que ganará espacio para la ciudadania, comenzarán a principios de 2021

7 mins read

La Junta de Gobierno Local aprobará mañana el proyecto de urbanización de esta zona pública

Las obras de urbanización para la regeneración urbana del entorno de la plaza de la Ciudad de Brujas, y el entorno de La Lonja, el Mercado Central y la iglesia de los Santos Juanes comenzarán a principios de 2021. La Junta de Gobierno Local aprobará mañana el proyecto de estos trabajos que, tal como ha anunciado hoy el alcalde de València, Joan Ribó, y la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, «se enmarcan dentro de las actuaciones que realiza el Ayuntamiento desde hace años para recuperar, mejorar y adecuar los espacios públicos para el uso ciudadano».

El alcalde Joan Ribó ha explicado que esta intervención, que cuenta con un presupuesto superior a los 8 millones de euros, refleja el proyecto de ciudad que el equipo de gobierno local defiende». «Queremos una ciudad sostenible y para ello es fundamental que recuperemos las plazas y otros espacios urbanos para la ciudadanía», ha asegurado al recordar «que, en la misma línea, actualmente se impulsan las obras de la calle de Colón o las de la plaza del Ayuntamiento que comenzarán el lunes» «Estamos haciendo que València vuelva a ser una ciudad de plazas, de reencuentro para la ciudadanía, y profundizando, además, en un escenario con un mayor espacio público que también permitirá mantener unas medidas de seguridad adecuadas cuando haga falta».

Joan Ribó también ha aludido a otras iniciativas municipales que se llevan a cabo «en el marco de la política de recuperación del espacio público para el peatón como, por ejemplo, los corredores peatonales que ya se contemplaban en el Plan Verde de la ciudad», y ha celebrado que, en el actual contexto de crisis económica, se puedan concretar este tipo de proyectos impulsados con acciones de urbanismo táctico».

El objeto del proyecto lo constituye la regeneración urbana del entorno de la plaza de la Ciudad de Brujas, la Lonja de la Seda, Mercado Central e Iglesia de los Santos Juanes, todos ellos catalogados como Bienes de Interés Cultural (BIC), y la creación de un eje peatonal que recuperará uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad.

Asimismo, la vicealcaldesa y responsable de Desarrollo Urbanos Sostenible, Sandra Gómez, ha resaltado que esta intervención «se adecua al proceso de redefinición de la ciudad, que implica, entre otras acciones, la ampliación del espacio público con las condiciones de seguridad que los conviertan en nuevos puntos de encuentro de la ciudadanía»

«También es importante el hecho de aprovechar el momento actual para hacer obra pública, ya que esta no distorsiona al resto de la ciudad y además genera ocupación», ha aclarado Gómez, quien en su intervención ha reflexionado sobre el cambio de mentalidad que va a experimentar la población por el impacto de la COVID-19, que se va a reflejar en mayor uso del espacio común y próximo, así como de los comercios y restauración de barrio».

Por lo que respecta al proyecto, aprobado la semana pasada por la Comisión de Patrimonio, con un presupuesto total de 8.373.413,52 €, Sandra Gómez ha detallado que aúna propuestas «desde diferentes disciplinas y aproximaciones con el objetivo único de hacer ciudad».

«Nos ofrece la oportunidad de crear un espacio de convivencia en torno a un equipamiento de todos: El Mercat Central. Interrelaciona zonas, minimiza elementos divisores que serán flexibles y se adaptaran a las diferentes condiciones y necesidades que inevitablemente variarán a lo largo del tiempo», ha indicado.

Por el ámbito pasan también dos brazos de la acequia Na Rovella, ha recordado Gómez, que ha subrayado la importancia que el agua adquiere en el proyecto. A partir del análisis topográfico marcamos los caminos del agua que acompañarán a los recorridos de las personas y dotarán de un entorno adecuado cada uno de los elementos patrimoniales del ámbito.

El proyecto propone un pavimento de piedra natural de gran formato de color claro, al entorno de La Lonja, similar al de su fachada y en contraste al de los escalones, uno de los pavimentos más antiguos de Valencia. En el entorno de la Iglesia de los Santos Juanes, se empleará la misma piedra en un formato más pequeño. Y la zona próxima al Mercado se pavimentará con adoquín recuperado) como elemento de conexión con la memoria del lugar. El resto de superficies pavimentadas serán de granito, en forma de adoquín en algunos viales y de piezas más grandes en las zonas peatonales.

El trabajo urbanístico también contempla al arbolado, «como elemento de composición del lugar», con ejemplares singulares y palmeras datileras, «tan propias del paisaje urbano de Valencia, especialmente en entornos patrimoniales, se colocarán en pequeñas agrupaciones situadas en espacios representativos», tal como ha informado la vicealcaldesa Sandra Gómez.

Disponemos de material gráfico, audiovisual y cortes de voz.

www.valencia.es

Previous Story

Saqueadores de tumbas

Next Story

Cultura festiva ultima las bases para seleccionar las fallas municipales de 2021

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies